Notice: Undefined offset: 0 in /var/www/clients/client10/web36/web/plugins/system/tz_guard/tz_guard/browser_detection.php on line 361 Operación

Animalia Badalona - Avda. Martí Pujol, 448 - 93 398 66 27 | Riera de Canyadó, 46 - 93 832 39 73 - Urgencias 670 406 371

 

Operación

No hay dos casos de traumatología iguales. Cada paciente tiene sus peculiaridades y cada patología se manifiesta de una manera determinada; en Animàlia contamos con la última tecnología para el diagnóstico por imagen, la Radiología Digital, que permite evaluar con precisión huesos y articulaciones.
Foc es un perrito mestizo que llegó a nuestra clínica porque iba cojo. Según su propietaria, estaba jugando en el parque y salió corriendo tras una pelota, con tal mala suerte que cruzó la calle y una moto lo golpeó. Tras el examen físico se realiza una radiografía y se confirman las sospechas: fractura de la tibia. Para estabilizar la extremidad y permitir que cicatrice, será necesaria una operación.
.
Una vez confirmamos mediante análisis que el paciente está estable para la anestesia, procedemos a preparar la zona afeitando y lavando toda la extremidad afectada. La esterilidad es muy importante en las intervenciones quirúrgicas y tomamos todas las precauciones necesarias para minimizar el riesgo de complicaciones. 
Carles Pons, nuestro traumatólogo, decide que la mejor solución quirúrgica es la colocación de fijadores externos para estabilizar la fractura. Este tipo de fijación es muy útil en animales de pequeño tamaño con fracturas cerradas y simples, es decir, el hueso se ha roto por un punto, no ha perforado la piel, y no hay pequeños fragmentos.
Los fijadores externos constan de unas barillas metálicas (agujas) que atraviesan el hueso afectado perpendicularmente (con la ayuda del taladro), y que están unidas entre si mediante otras barillas más gruesas que se colocan paralelas al hueso. Esta técnica no requiere abordar el hueso directamente, sino que se realiza desde el exterior. Por eso las radiografías de calidad son muy importantes ya que servirán de guía para la colocación de las agujas.
Foc deberá acudir regularmente a la clínica para realizar un seguimiento y comprobar que los fijadores realizan su función correctamente. Serán necesarias varias radiografías para asegurarse de que el hueso cicatriza correctamente antes de poder retirar los fijadores y darle el alta. Su propietaria administrará analgésicos y antibióticos, y realizará curas diarias con el fin de evitar infecciones.